Play

La jugada más curiosa de la fecha se dio al minuto de juego de la segunda parte en La Bombonera: Emanuel Reynoso dominaba la pelota rodeado de dos futbolistas de Unión. Seguramente, nunca esperó recibir un golpe de uno de sus compañeros…

Es que Cristian Pavón, en el afán de asistir a Bebelo, arrebatado, se involucró en la jugada e intentó disputar la pelota, con tal envión que terminó aplicándole un puntapié a su compañero, que miró asombrado el desenlace de la acción.

Más extraña fue la decisión del árbitro Germán Delfino: sancionó falta para Boca. Y esa determinación generó una andanada de bromas y reclamos en las redes sociales, volviendo a direccionar las mismas hacia la supuesta asistencia de la AFA hacia el Xeneize.