No somos buenos anfitriones de los que vienen a empalagarse con aviones privados, a nacionalizar la elección y a decirnos a los mendocinos cómo debemos votar. Acá hubo un error de hacer tremenda estupidez, que no valía la pena, de venir con todos los gobernadores a decirles a los mendocinos cómo debían votar”, se quejó.

“Pero acá no hay rencores y todos miramos para adelante. Queremos que a la Argentina le vaya bien y procuramos que Mendoza esté inserto en ese país, y vamos a trabajar en esa dirección, sea el gobierno que fuera. Obviamente, queremos que el 27 de octubre los mendocinos también se expresen por esta cultura de los que nos vienen a vender espejitos de colores y los que nos vienen a aparatear con aviones y recordarnos lo peor de los bolsos de (José) López”, enfatizó.

En esa línea, concluyó: “Era una elección provincial, quien quiso nacionalizar fue Alberto Fernández. Eso demuestra que no vuelven más buenos, vuelven peores que antes. Acá nadie se hace cargo de los bolsos de López, de la corrupción galopante y vuelven a hacer lo mismo, alquilando aviones costosos para anunciar nada”.

Seguí leyendo: