Inicio / LOCALES / Gobierno ..-

Gobierno ..-

Devaluación mediante, todo mandatario provincial que traspasa los despachos de la Casa Rosada escucha la misma respuesta: “Plata no hay”. Saben que ahora serán socios del Poder Ejecutivo en la continuidad de las obras públicas, único motor que evitará ingresar en la tan temida etapa de la recesión.

En las entrañas del poder ya no se oculta que se viene un semestre difícil, fruto de la brusca devaluación que este año hará disparar la inflación con salarios a la baja y, por lo tanto, en el Ejecutivo negocian con propios y ajenos gobernabilidad, sancionar un Presupuesto 2019 que se adapte a la nueva coyuntura y continuar, como sea, con la obra pública para así opacar la ‘épica del ajuste’ con la que empieza a asimilarse a la administración de Cambiemos.

Un estrecho colaborador de Mauricio Macri admitía esta semana, al atravesar presuroso el Patio de las Palmeras, que la economía recién se va a armonizar en ‘dos años’, es decir, hacia 2020 cuando, aclaró entre risas, ‘estemos en el primer año de nuestro segundo mandato’

Es que para ese año, según lo previsto por el Pacto Fiscal, se alcanzaría un equilibrio en el déficit en Nación y las provincias y en los subsidios girados por el Tesoro para abaratar los costos del transporte metropolitano en detrimento de lo que ocurre en el interior, por ejemplo.

Justamente el dinero que la Nación dispone para fijar los boletos de los colectivos y trenes que enlazan Capital Federal con el Gran Buenos Aires es uno de los puntos en discusión entre Marcos Peña y Rogelio Frigerio, por parte del Ejecutivo, y María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, por el lado de los distritos más ricos del país.

Todos integrantes del PRO, almorzaron el viernes en Olivos para negociar, además, el traspaso de las concesiones de las eléctricas EDESUR y EDENOR desde la órbita federal. Aunque se planteó en la mesa de discusión, no será parte del plan la estatal Aysa encargada de la red de agua potable y cloacas.

En Casa Rosada explican que los créditos del BID y otros organismos internacionales para obras emblemáticas como el Sistema Riachuelo, con la fastuosa tuneladora que comenzó a cavar en Dock Sud para llegar con cloacas a zonas postergadas del conurbano, hacen imposible que esta firma pase a jurisdicción bonaerense y porteña. Iría a contramano de una política oficial de ampliar la cobertura de Nación de este servicio esencial, fundamental bajo la óptica electoral, que ha incorporado distritos antes operados por cooperativas locales: el 2 de julio pasado, por ejemplo, se sumó Pilar.

Estas negociaciones tratan, en última instancia, de un gesto hacia el peronismo dialoguista que venía pidiendo que el estado federal no privilegie a los distritos más poderosos del país en detrimento del interior.

Desde hace semanas desde el ministerio del Interior vienen tejiendo puentes con los caciques provinciales para delinear el Presupuesto 2019 donde se va a materializar un ajuste impostergable según lo firmado entre el Ejecutivo y el directorio del FMI: para llegar a la meta de baja del déficit al 1,3% del PBI habrá que recortar obras en todo el territorio. Se busca, asimismo, cofinanciar con las provincias algunos de los proyectos.

Por lo tanto, explican en el oficialismo, primero hay que ‘cerrar’ acuerdos con los propios -el binomio que gobierna el AMBA-, luego con los gobernadores radicales -Alfredo Cornejo (Mendoza) o Gustavo Valdés (Corrientes), por caso-, más tarde con los opositores y al final, también con los bloques parlamentarios mayoritarios.

No causan gracia en Casa Rosada las tribulaciones íntimas de Elisa Carrió y algún otro consejero presidencial: ante la falta de acuerdo con el PJ en el Congreso, prorrogar el presupuesto actual. Sostienen que sería una pésima señal hacia el mercado y, al mismo tiempo, recordaría una práctica del kirchnerismo que en 2010 no pudo aprobar la ley de gastos e incurrió en esa estrategia.

Ese pacto con la oposición es impulsado por la mesa política devenida de la crisis cambiaria y la posterior devaluación que, por estos días, muestra al dólar oscilando entre los $ 28 y los $ 29. Desde diciembre, cuando cotizaba por arriba de los $ 20, la moneda ha perdido poco más del 45% de su valor.

Compruebe también

A Ter Stegen , le propusieron jugar , en Boca ..-

La lesión de Esteban Andrada tiene en vilo a todos en el Xeneize y un …

Apelo , su procesamiento ..-

Bajo la premisa de que su procesamiento reviste una “enorme gravedad institucional”, Cristina Kirchner apeló …

Dejanos tu comentario